SEGUINOS EN

EDUCACIÓN > CEI San Ignacio > Educación integral

Formando ciudadanos

El CEI San Ignacio propone una educación integral, que, además de facilitar conocimientos generales y técnicos con excelencia, lo hace con una mirada completa de los jóvenes y su realidad.

La producción agrotécnica se articula con el desarrollo sustentable, es decir, las producciones vegetal y animal respetan las condiciones ambientales de la Patagonia y el cuidado del medio ambiente, con estudios del agua, aire y suelo, y una producción agroecológica (ver Programa de medio ambiente).

El desarrollo de las capacidades artísticas de los jóvenes, complementando el aprendizaje técnico, es otro de los puntos fuertes del CEI San Ignacio. Se realizan en forma permanente talleres de danza, artes plásticas y música, además de una muestra artística anual en conjunto con otras escuelas de la región.

En una región con fuerte presencia de comunidades de pueblos originarios, especialmente mapuches, el fomento de la interculturalidad tiene un valor central. Conociendo distintas culturas y cosmovisiones, los jóvenes crecen valorando la diversidad y practicando el respeto por el otro.

Otro principio que guía la enseñanza es el de “aprender haciendo”. Por eso, todas las materias técnicas cuentan con instalaciones y actividades para que los alumnos pongan en práctica los contenidos vistos en el aula: invernadero y huerta, pasturas para los animales, colmenas, sala de faena, carpintería, taller de electricidad, corrales, etc., y tienen como resultado productos que luego se comercializan.

Todo esto tiene un valor especial porque los alumnos, que reciben la oportunidad de estudiar de manera gratuita, devuelven lo recibido trabajando para las comunidades de la zona. Desde las distintas materias se organizan actividades solidarias, que les han valido a lo largo del tiempo importantes reconocimientos de Presidencia y del Ministerio de Educación de la Nación. Por ejemplo, desde el taller de motosierra se realizan jornadas de corte de leña para pobladores rurales, especialmente personas mayores que no pueden hacerlo por sus propios medios, o con los profesores de huerta se construyen invernaderos familiares o en escuelas primarias de la región. También en el taller de carpintería se fabrican puertas, ventanas, cerramientos en machimbre, muebles en general y otros elementos para la residencia estudiantil, y, desde la materia de electricidad, colaboran con el equipo del área de Desarrollo Rural en la instalación paneles solares en comunidades alejadas que no poseen tendido eléctrico, por nombrar algunos ejemplos.

Administración central : San Martín 678 | Q8371DFP Junín de los Andes, Neuquén, Argentina | (02972) 49-1262 | info@cruzadapatagonica.org
Oficina en Buenos Aires : Agustin Alvarez 1502 Of. 10 | B1602, Florida, Buenos Aires, Argentina | +54 (011) 4795-7138 | fundacion@cruzadapatagonica.org

Acceso para usuarios