Febrero 2017

 

EDUCACION Y DESARROLLO RURAL
Capacitación en tractores

Una de las grandes necesidades que tienen los pobladores rurales, como también los empleados de estancias y asimismo los estudiantes de escuelas agropecuarias, es la escasa capacitación laboral y las pocas oportunidades de actualización de conocimientos que hay en la zona. Atentos a esta necesidad, la Fundación Cruzada Patagónica, John Deere, Natalini Agro, Sociedad Rural del Neuquén y Banco de Galicia, aunaron esfuerzos y llevaron adelante un taller intensivo en “Operación de tractores” para todos estos sectores.

Así fue como la empresa de tractores, John Deere, brindó una capacitación en “Operación de tractores” destinada al personal de establecimientos rurales y a miembros de comunidades mapuche, en la cual participaron unas 26 personas de estancias de Junín de los Andes, Zapala, Pino Hachado, Las Lajas, San Martín de los Andes, y de la Comunidad Mapuche de Chiuquilihuin. Además la empresa dictó otra capacitación para alumnos del Centro de Educación Integral San Ignacio.

Daniel Caviglia, instructor de John Deere, remarcó la importancia de diferenciar entre manejar un tractor y saber operar un tractor. “Operar una máquina es mucho más que manejar, es saber hacer su trabajo; es ser eficientes, y sobre todas las cosas respetar las medidas de seguridad, que es la única manera de alejar los riesgos. Además es importante saber qué implementos usar para cada tarea y para cada objetivo del día laboral”. Los participantes - todos trabajadores de establecimientos rurales - manifestaron que les resultó sumamente útil esta instancia de aprendizaje y rescataron la importancia de aprovechar esta oportunidad que se les brinda ya que les permite acercarse a novedades en la materia y evitar errores que se venían haciendo por desconocimiento.

Por otro lado, los alumnos de Formación Profesional y los jóvenes de 5° y 6° año del CEI San Ignacio que recibieron la capacitación, también se mostraron muy conformes y contentos de lo aprendido. Numilen Lagos, alumna de 6° año y proveniente de Quila Quina, paraje cercano a San Martín de los Andes, contó que, gracias a este taller pudo internalizar que “todo buen operador, tiene en su tractor el manual del operador”, porque ahí se encuentran todas las instrucciones para operar bien y que todo buen operador es “aquel que sabe en qué régimen se tiene que usar el tractor, a qué profundidad tiene que usarlo”. Por su parte, Ernesto Rebolledo, alumno de Formación Profesional del CEI San Ignacio, agregó que: “esto me entusiasma porque me sirve para trabajar en alguna estancia o en algo relacionado al campo”. Y por último Yesica Espíndola, alumna de 6°año sostiene que “todos los alumnos del CEI, coinciden en que la capacitación ha resultado una experiencia única”.